Desenmascarar la violencia machista

Uno de los principales beneficios colaterales de la pandemia por Covid-19 fue la creación en Canarias del nuevo recurso Mascarilla-19. Desenmascaró la violencia de género, la sacó de los hogares, del ámbito de la pareja, de lo íntimo, justo cuando más peligro había de que se recluyera entre las cuatro paredes en las que habitaba un maltratador, durante el confinamiento por emergencia sanitaria, y la situó como un problema público cuya erradicación está en manos de toda la ciudadanía.

Mascarilla-19 llegó para quedarse, ha tejido redes entre las administraciones públicas, las comunidades vecinales, y los entornos de amistades y familiares. El Consejo General del Poder Judicial hizo una recomendación pública al respecto y ONU Mujeres destacó su utilidad en un informe.

En Canarias, 39 mujeres han protegido su vida pidiendo Mascarilla-19 en la farmacia

El recurso implementado por el ICI en colaboración con los colegios de farmacia de las islas ha permitido dar atención, desde su creación a mediados de marzo, a 39 mujeres que estaban sufriendo una situación de violencia de género. Sólo en la primera quincena de diciembre, y coincidiendo con la primera campaña publicitaria en medios tradicionales realizada por el Gobierno sobre este recurso, las farmacias han dado cobijo y han alertado al Servicio de Atención a Mujeres Víctimas de violencia 112 del ICI, a 10 mujeres que se sentían amenazadas.

El 85% de las administraciones constata que ha mejorado la sensibilización ciudadana

Un informe realizado por el ICI sobre su implementación señala como la gran mayoría de las administraciones públicas (82,4 %) considera que ‘Mascarilla 19’ ha conseguido una mayor visibilización de la violencia machista y de los problemas derivados del confinamiento. En la misma línea, un 85,3% de estas instituciones considera que ha producido una importante sensibilización ciudadana para constatar que la violencia de género es un problema social, no un asunto privado.

Al poco tiempo de su puesta en marcha fue reconocida como un código internacional de atención a las víctimas de violencia de género durante el confinamiento, el Consejo General del Poder Judicial hizo una recomendación pública del uso de ‘Mascarilla 19’ y ONU Mujeres destacó su utilidad como ejemplo de buenas prácticas y solución imaginativa en el informe ‘COVID-19’ and Ending Violence Against Women and Girls’ (‘COVID-19 y cómo poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas’), en el que reflejaba una serie de recomendaciones para gobiernos, organizaciones internacionales y de la sociedad civil para prevenir y responder a la violencia de género durante y después de la crisis sanitarias.

“Pide en farmacia mascarilla-19. Sabrán que tienen que llamar al 112”

A comienzos de diciembre de 2020, el ICI lanzó la primera campaña publicitaria en televisión, radio y prensa escrita sobre el recurso Mascarilla-19 con el objetivo, como explicaba en la presentación la directora del ICI, Kika Fumero, de llegar al mayor número de mujeres que pudieran verse afectadas.

“Queremos llegar a muchas más mujeres que por diferentes motivos: por brecha generacional, por cuestiones socioeconómicas o sencillamente por que son mujeres con poca o nula asiduidad al entorno digital, todavía desconocen este nuevo recurso y que por tanto pueden pedir ayuda en su farmacia si lo precisan”.

Kika Fumero, directora del ICI

Su efectividad no se ha hecho esperar y desde que comenzara la campaña, el pasado 10 de diciembre y sin terminar el mes, 10 mujeres en las islas han acudido a una farmacia para pedir ayuda del total de 39 que han solicitado ayuda con este recurso desde marzo.

La campaña se ha compuesto de anuncios en prensa escrita y digital, vídeos para las redes sociales del ICI (Facebook, Youtube e Instagram) y se están emitiendo cerca de 2.000 pases del anuncio en diferentes cadenas nacionales y locales, además de 688 pases de la cuña en radio. También ha incluído la inserción de la imagen fija en soportes exteriores como mupis y marquesinas.

Imagen del anuncio televisivo

Las conductas machistas que amparan esta violencia contra las mujeres no entienden de raza, clase, funcionalidad o edad, se reproducen en cualquier ámbito”.

Kika Fumero, directora del ICI

En las cuñas de radio, la campaña capta la atención jugando con el hecho de que va a escuchar información relevante sobre los síntomas del coronavirus, pero al final revela algunos de los efectos secundarios de vivir con un maltratador.

Mascarilla-19 en 564 noticias de medios españoles

Hasta que el ICI lanzara hace escasos días la campaña publicitaria, la difusión de Mascarilla-19 se basó en redes sociales y medios de comunicación. En este periodo, generó y estuvo presente en un total de 564 noticias de medios españoles, entre los meses de marzo y noviembre, y más de una veintena de países publicaron alguna información al respecto. Las publicaciones en Twitter con el hashtag ‘Mascarilla 19’ tuvieron un alcance de unas 300.000 personas de media.

Fuera de Canarias, este recurso se puso en marcha en 10 comunidades autónomas y 3 diputaciones provinciales en las que continúa. También se implantó en 32 municipios de forma independiente, de los que 22 son de la Comunidad Valenciana, a los que se suma una mancomunidad con cuatro municipios; tres de Madrid; uno de Castilla La Mancha; otro municipio de Cataluña; y uno en Aragón. En todos ellos o continúa la iniciativa o tienen la intención de que continúe.

En total colaboraron más de 16.000 oficinas de farmacia españolas, según datos del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, y participaron 22 colegios de farmacia de forma directa y el resto a través del Consejo General de Colegios de Farmacia.

Fuera de España, se implantó en 16 países en los que continúa (8 en Europa, 5 en América, 2 en África y Australia, en Oceanía). En Europa (Francia, Italia, Alemania, Grecia, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido y Noruega); América (Chile, Argentina, Colombia, Panamá, México); África (Cabo Verde y Uganda) y Australia.

“Mascarilla-19 ha mostrado la importancia de tejer redes entre las administraciones públicas y los recursos de la sociedad civil y cómo es factible, viable y muy positivo establecer actuaciones conjuntas para mejorar la atención de las víctimas de violencia de género”.

Kika Fumero, directora del ICI

Sí, fue una mascarilla viajera, ya lo contamos en una anterior entrada en este blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s